miércoles, 12 de septiembre de 2012

Juan Tettamanti. El platense que manejo el primer tranvía eléctrico de Sudamérica.




El 3 de enero de 1910, Juan Tettamanti condujo el primer tranvía eléctrico del país llevando un pasajero de lujo, el Gobernador de la Provincia Ignacio de Irigoyen. 

De esta manera La Plata se constituyo en la primera ciudad en Sudamérica en tener tranvías eléctricos.

Según comenta el profesor Ricardo Katz en su libro Ciudad de La Plata, su historia

“El trayecto fue un recorrido triunfal. No había puerta, ni balcón ni ventana a la que no se asomaran caras risueñas que adherían contentos al anhelado adelanto (...) Se agitaban pañuelos y se oyeron frecuentes aplausos; en la calle 7 y 50 se había estacionada un numeroso grupo de personas conocidas: comerciantes, industriales, propietario y agentes de negocios, martilleros y un núcleo calificado de buenos amigos de La Plata, que saludó el paso del convoy con aplausos larguísimos”

Juan Tettamanti fue el dueño y administrador de la empresa “La Nacional” una de las dos que brindaban este servicio de transporte. La otra, de capitales ingleses, era  la “Tranvía La Plata & Ensenada”.

"La Nacional" contó con 50 coches Brill, de origen norteamericano. Treinta y seis de ellos de dos ejes, los catorce restantes de cuatro ejes. También incorporó 15 coches ingleses, 7 English Electric de dos ejes y los 8 UEC provenientes del servicio eléctrico de Villa Albertina, en Lomas de Zamora. Su competencia, "Tranvía La Plata & Ensenada" prestaba su servicio con 60 coches English Electric, todos cerrados, de 32 asientos, de dos ejes y troley de pértiga.

En total el servicio eléctrico llegó a una extensión de 132 kilómetros de vía, atendidos por 118 coches y 10 acoplados por medio de una cantidad de líneas variable en el tiempo, hacia 1935 llegarían a ser 19. Todo ello daba trabajo a unos 1000 empleados.

La sede administrativa del "La Nacional" funcionaba en la calle 51 entre 20 y 21 (Actualmente sede del Colegio de Agrimensores) mientras que los talleres estaban situados en la intersección de las calles 20 y 50 ocupando toda la equina, y el predio circunscrito por las calles 48 y 49 entre 20 y 21 depósito de los coches en desuso.

Para 1939 el tranvía vivía un gran auge, según datos de la época en ese año se transportaron 32.049.661 pasajeros. Debido a este éxito se comenzó a utilizar la publicidad en el exterior de los coches. La empresa “La Nacional” fue la más demandada, y a comienzos de la década del '40 el bazar “El Alba” que, en ese entonces, estaba en la calle 48 esquina 9, contrató todos los espacios disponibles del Coche 64, iniciando una costumbre que fue imitada por otras empresas.

La concesión de “La Nacional”  y la de “Tranvía La Plata & Ensenada”. como empresas de tranvía urbana municipal, se extendió hasta 1948, año en que la Municipalidad decretó la caducidad de las concesiones y expropió sus bienes. A partir de allí los vehículos pasaron a formar parte de la Administración General de Transporte de Pasajeros.

El servicio de tranvías operó hasta 1966, año que dejaron de circular par siempre por las calles de La Plata.


No hay comentarios:

Publicar un comentario